Etiquetas

, , , , , , , , ,

Personalizar es, para la Real Academia Española, “dar carácter personal a algo”. No hace mucho aparece esta palabra refiriéndose a la acción de volver un presente único para la persona que lo recibe.

Si recorremos velozmente diferentes momentos históricos, nos imaginaremos que desde el momento de creación de las monedas o el dinero, hasta la época de los viajes y el comercio trasatlántico, o bien, un poco más cerca, en el momento del descubrimiento del trasporte a carbón, cada objeto era único: cada objeto recorría grandes distancias, desde las manos de un artesano del lejano Oriente o la Europa inhóspita hasta las manos de una princesa española.

En nuestro pequeño recorrido histórico, llegamos a la época de la globalización: un mundo cargado de nueva información, de redes sociales bastas, de megalópolis en lugar de diminutos pueblecitos.

En este contexto, los regalos u objetos personalizados intentan adaptarse a tus gustos y deseos, recordándonos que cada persona es única también. ¿Qué colores te agradan más? ¿Prefieres los sabores ácidos en primavera? ¿Quieres una piruleta pequeña o gigante para disfrutar toda la semana? Si tu dulce es para regalo, también contemplaremos qué es lo que características personales refieren a la otra persona: ¿A tu pareja le gusta el sushi? ¿Tu mejor amiga es fanática de pendientes extravagantes? Todo es válido a la hora de imaginar caramelos divertidos y originales. ¡Sólo hay que atreverse!

Anuncios