Etiquetas

, , , , , ,

Hoy Papabubble te recomienda que hagas un paseo por El Museo Nacional de Arqueología Subacuática. ARQUA permite conocer la historia de nuestro legado cultural oculto bajo el agua. Este museo constituye un referente imprescindible para conocer el patrimonio subacuático español a través de dos grandes ámbitos.

Uno, “Patrimonio Cultural Subacuático”, que se centra en la explicación de la metodología empleada en las excavaciones subacuáticas y en el que destaca la réplica de  uno de los barcos de época fenicia (siglo VII a.C.) encontrado en Mazarrón. El otro ámbito, conocido como “Mare Hibericum”, invita a conocer la Península Ibérica a través de la dinámica histórica y comercial del Mediterráneo desde la Antigüedad hasta el siglo XIX. Destacan en la colección los colmillos de elefante de época fenicia hallados en el yacimiento del Bajo de la Campana. Este museo es el primero en dedicarse a la arqueología subacuática en España.

Algunos de los objetos recuperados, son por ejemplo:

  • Lucerna romana de doble pico decorada

Recuperada en el casco urbano de Cartagena, esta pieza está abundantemente decorada con figuras de Zeus-Júpiter así como otras relacionadas con el mundo del sueño y de la noche. Posee asa en forma de media luna y los personajes representados que aparecen en el disco se han identificado con los hermanos Hypnos y Tánatos, hijos de Nix, la noche. Este tipo de lucernas son características de un período cronológico comprendido entre Augusto y los Flavios, con su mayor apogeo durante el siglo I d. C.

  • Nave fenicia del siglo VII a.C.

La embarcación apareció fragmentada e incompleta. Únicamente se ha conservado la quilla, restos de cuatro cuadernas unidas a nueve fragmentos de tracas y parte de una de las bordas. El barco se propulsaba a vela. Las tracas se unieron entre sí por el procedimiento conocido como “a caja y espiga” y las cuadernas se hicieron de ramas de higuera sin tallar, tan solo desbastadas. La quilla se hizo de ciprés, las tracas de pino carrasco, las cuadernas de higuera y las espigas y clavijas de olivo. El interior estuvo revestido con resina. Se construyó en la segunda mitad del siglo VII a. C.

¡No puedes perderte este excéntrico paseo de la mano de una piruleta Papabubble!

Para más información, visita http://museoarqua.mcu.es

Anuncios