Etiquetas

, , , , ,

Nuevamente nuestros amigos de Revistas Comunicas nos acercan un artículo divertido y práctico… ¡Para aquellos que están pensando un viajecito de fin de semana!

Valladolid es una ciudad ideal para una escapada de fin de semana. A los vallisoletanos nos gusta la cultura en todas sus facetas, ver pelear a nuestros equipos en las máximas categorías del deporte español (en casi todas), el vino elegante y rotundo… y vivir bien. Si has visto que hay ofertas para ir en AVE desde Madrid o que hay vuelos de bajo coste desde Barcelona, te invito a que descubras mi ciudad como si fueras un vallisoletano más. Bienvenido a Pucela.

1. Teatro en cada esquina
El Festival Internacional de Teatro y Artes de Calle de Valladolid se celebra cada año en primavera llenando la ciudad de teatro, circo, danza, performances, títeres, etc. En la última edición se representaron 260 actuaciones de 65 compañías por todo el centro histórico de Valladolid. Busca el programa en la web del periódico El Norte de Castilla, elige la mejor esquina y déjate llevar por la magia del teatro en la calle.

2. Tómate un vino… o cinco
Valladolid es la única provincia de España con cinco denominaciones de origen vitivinícolas: D.O. Ribera del Duero, D.O. Rueda, D.O. Cigales, D.O. Toro y D.O. Tierra de León. Si quieres ser un vallisoletano más, te sugiero que vengas un día de invierno para descubrir lo que significa nueve meses de invierno y tres de infierno. Olvídate del coche y dedícate a pasear con calma por el centro de Valladolid.
Cuando tengas un poco de frío y hambre, te paras en el Vino Tinto y pídete un Ribera de Duero acompañado por una tapa de queso curado de oveja o de un arroz a la zamorana. Olvídate del frío y ya eres uno más.

3. Todos con el Pucela
Cualquier vallisoletano, especialmente si viven fuera, presume de que su ciudad cuenta con equipos de todos los deportes en la máxima competición: balonmano, rugby, baloncesto… Todos menos uno: el Real Valladolid que descendió a segunda división recientemente. Sácate una entrada para ver jugar al Blancos de Rueda en su cancha del Polideportivo Pisuerga y anima al equipo al grito de ¡PUCELA! Por si no lo sabes, Pucela es una expresión popular para denominar a la ciudad.

4. Pasea por la orilla del rio Pisuerga
El río Pisuerga recorre la ciudad de norte a sur con aguas de las montañas del Cantábrico que desembocan a pocos kilómetros en el Río Duero. La ciudad ha recuperado las orillas del río convirtiéndoles en agradables paseos en bici o a pié. Vete hasta la Rosaleda y busca los senderos que paralelos al río te lleven casi hasta la localidad vecina de Simancas.

5. Lee un libro en una terraza del Pasaje Gutiérrez
Valladolid tiene una fuerte tradición literaria. Aquí nacieron grandes autores como Zorrilla. Delibes y otros como Cervantes, escribió parte de su famoso El Quijote en su casa museo que se puede visitar. ¿Quieres leer un buen libro en el corazón de Valladolid? Cómprate El Hereje de Delibes en la librería Oletum y vete hasta el Pasaje Gutiérrez, acogedora galería comercial de principios del siglo pasado. Siéntate a tomar un café en cualquiera de sus bares y disfruta con la lectura de El Hereje, vibrante novela histórica basada en hechos reales del Valladolid de la corte de Carlos I. El Hereje es la última gran obra que escribió Delibes y fue un homenaje a su ciudad, Valladolid.

Por Nacho Bruyel, Director de comunicación de INDAL.

Anuncios