Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Las casualidades nunca son tan casualidades. Emprender un viaje por el espacio de los blogs es siempre un viaje de ida: ¡hay tantas 

personas con ideas bonitas, palabras de asombro, fotos asombrosas! Bueno, como ya sabéis, nos gusta que el blog de Papabubble se llene de ideas, personas, objetos dignos de celebrar cada día. 

Hace algunos días hemos encontrado a Laura, la responsable del blog Los objetos perdidos de Laura, y le hemos pedido que nos cuente ella misma qué significan sus objetos, quién es ella, y por qué hace lo que hace. ¡Qué lo disfruten!

Laura

Barcelonesa, publicista y fotógrafa más por vocación que por profesión, mamá feliz y estresada, apolítica, agnóstica, lúdica y un poco mística.

Barcelona

Si me gusta vivir en esta ciudad es por todo lo que me enseñó mi padre de pequeña.

Recuerdo estar paseando de su mano por el casco antiguo y el castillo de Montjuic, la parada obligatoria en la tienda de tebeos de 2ª mano de Las Ramblas, el vermut de los domingos en el bar del Rompeolas, las castañas calentando mis manos en invierno, la cabalgata de Reyes frente a los Almacenes El Águila, los bocadillos de la Plaza de Sant Jaume, el olor a abeto de la Fira de Santa Llucia, las patatas de la churrería de Plaza Real junto al taxidermista, que siempre tenía decenas de bichos muertos en el aparador, los jardines de la Universidad donde iba a ver las ranas del estanque con mi hermano.
Nadie se atrevía a bañarse en las playas de Barcelona, y Pueblo Nuevo sólo era un barrio obrero triste y lleno de fábricas.

Magia

Hay magia en las cosas simples:

Puede ser escuchar mi disco favorito a todo volumen, un paseo con esa persona que está siempre ahí, hacer fotos, despertarme antes de que suene el despertador y que sea para irme de viaje, cantar como si me jugara pasar a la final de “OT”, bailar con mi hija jugando al Just Dance, hablar con los amigos miles de horas, llegar a casa en invierno y que la calefacción esté a tope, un mojito después de un día duro, recibir regalos el día de mi cumpleaños, tomar el sol y ponerme moreniiiisima…

Puede ser cualquiera de esas cosas, pueden ser todas a la vez o pueden ser muchas otras más; el caso es buscar algo que nos guste, que nos llene, que nos haga olvidarnos por un rato de todas nuestras preocupaciones para que cuando volvamos a aterrizar en “la vida real” veamos todo desde un punto de vista algo más optimista.

Tesoros

No hace falta un viaje a Cancún o un Porsche 911 para sentirnos felices por un rato, tenemos cosas mucho más sencillas y mucho más a mano…

A veces encuentro un pequeño tesoro… un restaurante con encanto, una tienda original, un lugar escondido que descubrir, una persona con un talento especial para hacer algo, ropa, joyas, música…

Un Objeto Perdido que, pese a que prefiero que siga siendo desconocido, me apetece compartir con la gente que da con mi Blog.

Además hace tiempo que mi familia y mis amigos me llaman a mí para preguntarme dónde comprar eso que no encuentran en  ningún lado, dónde comer bien y barato o dónde ir de vacaciones sin gastarse un pastizal… así que ahora se lo pongo mucho más fácil.

Otros tesoros para seguir leyendo

¡MamaMuma en Papabubble!

Literatura fresca: Wendy Guerra en Papabubble

¡Para leer en una bonita tarde!¡Caramba!

Anuncios