Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Las leyendas son narraciones tradicionales que narran orígenes y sucesos de antaño. En todo el mundo existen leyendas, y en el caso de algunos exquisitos manjares, las leyendas narran cómo dichas exquisiteces, surgieron casi por error, resultando luego en los platos más típicos de cada región.

Mix de MorrisEn Papabubble también tenemos nuestras leyendas, y hoy te contaremos una de ellas. ¿Habéis escuchado alguna vez las palabras “Mix de Morris” en una tienda de Papabubble? Pues es una mezcla de caramelos de diferentes colores, sabores y formas. ¿Te has preguntado de dónde surge su nombre? Nuestro artículo del día de hoy, está dedicado a contaros su misterioso origen.

Los dulces de Papabubble también comenzaron con interesantes experimentos en el lejano país de Australia para probar distintos tipos de aromas, de sabores, de diseños propios en lo que respecta a las formas y diferentes tipos de caramelos que después surgirían como los auténticos caramelos Papabubble. Pero en un principio, todo comenzó, como dijimos, con pruebas de sus primeros dueños por ver qué forma y sabores eran los más deliciosos.

Morris era la bonita mascota de los primeros dueños de lo que luego sería Papabubble. Era una gata pequeñita y delicada, de ojos grandes que recorría toda la casa observando las habitaciones repletas de frascos de colores y formas raras.

Morris by Ines Barroso

Ilustración de Ines Barroso

Un día nuestros amigos australianos salieron en búsqueda de un nuevo sabor para comenzar a probar dulces diferentes… cuando Morris, distraída, provocó un accidente de sabores: con una mala maniobra dejó caer muchas bolsas de caramelos que todavía no se habían catalogado por sabor, color y forma. Así que, al volver, encontraron una montana de caramelos arriba de una mesa sin saber si el caramelo rojo fuera de fresa o de menta, dudando del caramelo azul con sabor a kiwi. Todos los colores y sabores estaban mesclados y la única forma de conocer su verdadera naturaleza era probarlos.

Como personas creativas, comprendieron que un error puede ayudarnos muchas veces a encontrar ideas y sensaciones nunca antes conocidas, por lo que decidieron seguir el experimento de su mascota y crear bolsas de caramelos con sabores y colores sorpresa, utilizando esta nueva técnica surgida de la distracción de Morris.

Así nuestra querida gata, si bien ya no visita más los locales por nuestros altos estándares de calidad, pasó a formar parte de este hermoso emprendimiento para siempre, dejando su inigualable marca de dulzura y travesura: “Los Mix de Morris”.

Os invitamos a disfrutar de la oferta especial de Morris en nuestras tiendas del Barrio Gótico y Sarrià

Anuncios