Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Dan Graham

El nuevo espectáculo de Dan Graham en la Galería Lisson de Londres es tan previsible como inesperado. Aquellos que conocen el arte de Graham pueden reconocer su sello, pero el artista siempre se las arregla para generar sorpresa y deleite en todo momento.
Graham, de 70 años de edad, continúa desarrollando su serie de meditaciones estructurales en la percepción del espacio, las cuales inició en la década de 1980. La exposición combina dos grandes pabellones con tres nuevos modelos a escala del pabellón recién construidos. El espectáculo está además acompañado por un catálogo de dibujos del pabellón aún no realizados por el ambicioso artista.
Basado en los conceptos del interior y el exterior es totalmente acertado que la Galería Lisson haya colocado un gran pabellón adentro y uno afuera, en su patio de esculturas.
El espacio en blanco lleno de luz de la galería encaja perfectamente con el trabajo de ingeniería minimalista de Graham, que combina la astucia de la arquitectura moderna con el efecto cautivador de un salón de espejos.
Graham.2
La de Graham es la mejor experiencia a cielo abierto, donde las superficies semi reflectivas  cóncavas y convexas juegan con los árboles, el cielo, los edificios y las personas. Las detalladas estructuras son esculturas admirables, pero al mismo tiempo envases vacíos que reflejan el entorno del espectador. Dentro de los espacios blancos vacíos los reflejos permanecen monocromáticos y calmos.
Afuera, las superficies de vidrio aparecen salpicadas de eléctricos reflejos multicolores que cambian rápida y drásticamente.

 

Dan Graham.1
Si bien muchos viven una experiencia lúdica en los pabellones, es interesante notar que la Galería Lisson hace referencia a intereses un tanto más ‘siniestros’ como el voyeurismo y la vigilancia. Según la descripción de la exhibición en la galería, “los visitantes son envueltos en el acto voyeurístico de verse reflejados a ellos mismos, al mismo tiempo que ven a otras personas. Además de brindar a los asistentes un sentido de sí mismos en el espacio, también puede resultar en la pérdida momentánea de sí mismos mientras se confunden entre el reflejo y la realidad física”.
Anuncios