Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , , ,

Buscando, buscando… la esencia del combinado más popular del mundo… os contamos un poco de la historia de uno de sus componentes, la tónica. Nos situamos en la ciudad suiza de Geneve, Ginebra año 1783. Un prestigioso joyero, Johann Schweppe, inventa un sistema eficaz con el que introducir burbujas de dióxido de carbono en el agua envasada en botellas. Empezaron a probar añadiendo diferentes sabores frutales, jarabes… consiguiendo un gran éxito entre la sociedad del momento. Pero no fue hasta 1870 cuando, a partir del extraordinario crecimiento que había tenido la producción de jarabes medicinales en la farmacia anglosajona, J. Schweppe&Co tuvo la idea de incluir quinina en la soda carbonatada para producir agua tónica, bebida que, además de refrescante, era un eficaz medicamento para combatir el paludismo.

Mientras, en otro rincón del mundo… y para celebrar las sucesivas victorias de las tropas británicas en India, un alto oficial británico propuso añadirle ginebra a la tónica para obtener un combinado alcohólico; no está claro si se escogió la ginebra por aludir a la ciudad donde residía Schweppes al inventar la tónica o si fue debido las propiedades medicinales que desde la antigüedad se han atribuido a la ginebra.

De esta manera comienza la leyenda del gin&tonic, que rápidamente se extendió por todo el planeta… Es considerado magnífico digestivo, por la perfecta conjunción de amargos, dulces y anisados presentes en el combinado, facilita la digestión.

La aventura del gin&tonic desde su creación ha pasado por diferentes etapas, en las que se ha maridado con limón y lima… canela o clavo…. alguna hierba del lugar… fruta fresca o deshidratada… incluso una raiz de regaliz o anís. Curiosamente, no se recomienda mezclar con jugo de limón, pues el ácido cítrico de esta fruta reacciona con el anhídrido carbónico de la tónica dejando a ésta sin sus características burbujas y haciendo que el gin&tonic pierda su fuerza en breves minutos. Es recomendable, sin embargo, decorar sólo con piel de limón o de lima.

El arte de preparar un gin&tonic perfecto viaja alrededor del mundo… y pasa por papabubble… no es el único, pero en Barcelona hay un restaurante, The Room Service, que ofrece una divertida variedad en sus combinados, gin&tonics, vodka&tonic… que tiene entusiasmados a sus asiduos: se atreve a añadir un par de papabubble o incluso un agitador! los sabores? no es difícil de adivinar, pero os recomendamos dar rienda suelta a la creatividad… lima, limón ácido… regaliz o anis… o violeta, son los más apetecibles… pero no los únicos!

http://www.facebook.com/theroomservicerestaurant

Anuncios